ilustracion del rostro de una mujer con melasma facial

Las manchas son un tema de consulta frecuente. Consisten en una hiperpigmentación que sale generalmente por exponerse mucho al sol o durante el embarazo. De todos modos, hay formas de prevenir su aparición o combatirlas. El uso de protector solar todos los días es fundamental para prevenirlas y para que no empeoren una vez que ya salieron. Además, puede ayudar el uso de activos despigmentantes como la vitamina C y la niacinamida. En este posteo, ¡te contamos todo sobre el tema!

Índice

¿Qué es el melasma?

Es la aparición de manchas debido a un aumento de la actividad de los melanocitos (células productoras de la melanina, el pigmento de la piel). Suelen ser simétricas, de bordes irregulares y aparecen generalmente en el rostro. Es más frecuente en las mujeres y, en las de piel más oscura (Escala Fitzpatrick IV a VI)1, contrario a lo que se tendería a pensar.

El promedio de edad de aparición es entre los 20 y los 30 años1,2. Cuando las manchas salen en el embarazo, lo más común es que aparezcan en la segunda mitad y que se vayan en el correr de un año después del parto3. Un dato no menor es que un estudio hecho en 2007 demostró que aplicar FPS 50 todos los días cada 2 horas disminuye las chances de que aparezca melasma durante el embarazo4.

Conoce más sobre la relación entre el embarazo y la piel en nuestro posteo: Embarazo: ¿Qué cambios genera en la piel?

¿Qué causa el melasma?

Uno de los principales factores es la exposición a los rayos UV. Tanto la exposición al sol como las camas solares son desencadenantes de melasma.

Además, otro factor importante es la predisposición genética, ya que 55 % a 64 % de las personas con melasma tienen antecedentes en la familia.

Las hormonas también tienen un rol importante ya que en embarazadas, y mujeres que toman anticonceptivos orales o terapia de reemplazo hormonal1 aumenta la frecuencia de melasma5.

Vale aclarar que no todas las embarazadas tendrán melasma, ni todos los que tomen sol o tengan familiares con esta condición lo tendrán: es la interacción entre los factores lo que determinará su aparición.

Ahora bien, en caso de aparecer: ¿Qué ocurre a nivel de la piel?

Ocurre una hiperpigmentación que puede ser en la epidermis (capa más superficial de la piel), en la dermis (segunda capa de la piel), o en ambas1.

A grandes rasgos, lo que ocurre es que los melanocitos (células productoras de melanina) son más grandes y se encuentran más cargadas de pigmento6, lo que se traduce en una mancha marrón que se nota a simple vista.

¿En qué zonas suele aparecer el melasma?

Las zonas más frecuentes son tres:

  • En el centro del rostro (frente, nariz y bozo).
  • En las zonas malares (abajo de las ojeras).
  • En la zona de la mandíbula.

La presentación más típica (50-80 %) es en las zonas del centro del rostro7. Con menor frecuencia, pueden aparecer manchas también en zonas como cuello, pecho y brazos, lo cual se denomina melasma extra-facial1.

¿Con qué frecuencia se presenta?

Dependiendo del estudio y de la población en la que se mida, la frecuencia varía mucho (entre 1 % y 50 %)7 posiblemente debido a los distintos tipos de piel y diferentes grados de exposición al sol según la región. Particularmente en la población latina, un estudio evidenció una prevalencia del 8,8 %2,8.

¿Cómo tratar el melasma?

Si bien el melasma es crónico y tiende a ser rebelde y a volver9, hay varias opciones de tratamiento. Estas incluyen productos tópicos (cremas), peelings y otros procedimientos (como láser)1.

Hay un pilar fundamental que es común a todos los tratamientos y que también ayuda a prevenir: la protección UV. Ningún tratamiento contra el melasma será efectivo si no nos cuidamos del sol.

Además, también es importante proteger a la piel de la luz azul emitida principalmente por las pantallas electrónicas, ya que puede provocar un aumento de la producción de melanina causando manchas e hiperpigmentación10.

Tratamientos tópicos:

Hay varios activos despigmentantes que funcionan y suelen ser el tratamiento de elección para empezar. Los más comunes son:

La hidroquinona, el ácido ascórbico (vitamina C), el ácido azelaico y el ácido kójico despigmentan porque inhiben a la enzima que produce la melanina (pigmento de la piel).

El ácido ascórbico (vitamina C pura) tiene el beneficio adicional de tener acción antioxidante y proteger frente al daño que produce la radiación UV. De todas formas, es importante tener en cuenta que no es per-sé un protector solar. Es decir, no actúa como un filtro solar11.

La niacinamida (vitamina B3), no disminuye la formación de pigmento, sino que impide el pasaje a las células más superficiales de la piel.

El ácido glicólico y el ácido mandélico actúan normalizando la distribución de melanina y el ácido maltobiónico inhibe a la enzima responsable de su síntesis.

El ácido dióico actúa por dos mecanismos: inhibe la síntesis de melanina y también impide su pasaje a las células superficiales12 (como la niacinamida).

Los retinoides estimulan el recambio de queratinocitos, por lo que pueden también ayudar, pero los resultados son más a largo plazo.

Los corticoides, por último, ayudan por su acción anti-inflamatoria, que disminuye la producción de pigmento1.

Como sus mecanismos de acción son distintos, dan muy buenos resultados cuando se combinan.

Es importante tener en cuenta que la Hidroquinona y los Corticoides, no son considerados productos cosméticos, por lo que deben ser prescritos y controlados por un médico.

Peelings

Se usan en general como apoyo del tratamiento tópico, y son realizados por cosmetólogos y/o dermatólogos. Entre los peelings que suelen estar indicados para melasma, los más comunes son con ácido glicólico, ácido salicílico, TCA (ácido tricloroacético) y tretinoína9. También son muy útiles los que contienen ácido mandélico13. Los peelings son efectivos sobre todo en melasma epidérmico (superficial). Por lo general no se recomiendan en verano, porque requieren extremar los cuidados del sol.

¿Qué productos de The Chemist Look suavizan manchas?

  • El Booster VIT-C/FE es nuestro serum con vitamina C al 15 %, combinado con tres activos que potencian su poder antioxidante (vitamina E, ácido ferúlico y glutatión), y multiplican x8 la fotoprotección natural de la piel. Además, incorpora un activo anti-estrés que protege a la piel de los efectos nocivos del estrés.
  • El Booster VIT-B3/Zn2+ es nuestro serum con niacinamida al 10 %, potenciado con gluconato de zinc al 1,2%. Suaviza manchas y ayuda a homogeneizar el aspecto y la textura global de la piel.

Juntos, la vitamina C y la niacinamida son ideales para suavizar manchas ya que actúan a través de mecanismos distintos y complementarios.

Encuentra ambos productos en el kit VIT-C/FE + VIT-B3/Zn2+.

 

Es recomendable aplicar el Booster VIT-C/FE y el Booster VIT-B3/Zn2+ en distintos momentos del día, uno en la rutina AM y otro PM. En caso de querer aplicar ambos en la misma rutina, recomendamos esperar aproximadamente 15 minutos entre la aplicación de cada producto.

Si quieres saber más sobre la combinación de vitamina C y niacinamida, te recomendamos nuestro posteo: ¿Puedo usar niacinamida y vitamina C juntas?

  • Los Exfoliantes GA (con ácido glicólico), MA (con ácido mandélico) y MB (con ácido maltobiónico) son ácidos renovadores que actúan removiendo las capas más superficiales de la piel, evitando que se acumulen células muertas, y además, suavizan manchas.

 

Encuentra todos los productos mencionados anteriormente en nuestro kit VIT-C/FE + VIT-B3/Zn2+ + EXFOLIANTE.

Este kit combina nuestros mejores Boosters para suavizar manchas con un Exfoliante que, además de actuar sobre las manchas, favorece y optimiza la absorción de los activos de los Boosters.

 

Esperamos que les haya resultado útil. ¡Estamos a disposición por cualquier consulta!

The Chemist Look Team

 

  1. Tamega Ade A, Miot LD, Bonfietti C, Gige TC, Marques ME, Miot HA. Clinical patterns and epidemiological characteristics of facial melasma in Brazilian women. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2013;27(2):151-6.
  2. Achar A, Rathi SK. Melasma: a clinico-epidemiological study of 312 cases. Indian J Dermatol. 2011;56(4):380-2.
  3. Tyler KH. Physiological skin changes during pregnancy. Clin Obstet Gynecol. 2015;58(1):119-24.
  4. Lakhdar H, Zouhair K, Khadir K, Essari A, Richard A, Seité S, Rougier A. Evaluation of the effectiveness of a broad-spectrum sunscreen in the prevention of chloasma in pregnant women. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2007;21(6):738-42.
  5. Handel AC, Miot LD, Miot HA. Melasma: a clinical and epidemiological review. An Bras Dermatol. 2014;89(5):771–782.
  6. Grimes, P. E., Yamada, N. & Bhawan, J. Light microscopic, immunohistochemical, and ultrastructural alterations in patients with melasma. Am. J. Dermatopathol. 27, 96–101 (2005).
  7. Ogbechie-Godec, O. A. & Elbuluk, N. Melasma: an Up-to-Date Comprehensive Review. Dermatol. Ther. (Heidelb). (2017). doi:10.1007/s13555-017-0194-1.
  8. Werlinger, K. D. et al. Prevalence of self-diagnosed melasma among premenopausal Latino women in Dallas and Fort Worth, Tex. Archives of dermatology 143, 424–425 (2007).
  9. Rodrigues, M. & Pandya, A. G. Melasma: clinical diagnosis and management options. Australas. J. Dermatol. 56, 151–163 (2015).
  10. Manpreet Randhawa, InSeok Seo, Frank Liebel, Michael D. Southall, Nikiforos Kollias, Eduardo Ruvolo. Visible Light Induces Melanogenesis in Human Skin through a Photoadaptive Response. PLoS One. 2015; 10(6): e0130949.
  11. Zoe Kececioglu Draelos, and Lauren A Thaman. Cosmetic Formulation of Skin Care Products. New York, Informa Healthcare, 2010.
  12. Tirado-Sanchez, A., Santamaria-Roman, A. & Ponce-Olivera, R. M. Efficacy of dioic acid compared with hydroquinone in the treatment of melasma. Int. J. Dermatol. 48, 893–895 (2009).
  13. Rashmi S, Vijay G, Shivani B, Sumit S, Chitra G. Comparative Evaluation of Efficacy and Tolerability of Glycolic Acid, Salicylic Mandelic Acid, and Phytic Acid Combination Peels in Melasma. Dermatol Surg. 2016; 42:384-391.
Manchas / hiperpigmentación

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados