10 TIPS SOBRE CUIDADOS DEL SOL Y CÓMO ELEGIR TU PROTECTOR SOLAR

24 Dec , 2019

Empieza el verano, la góndola de protectores solares se llena de opciones y vienen las dudas sobre cuál elegir. Y es que son demasiadas las cosas a tener en cuenta. ¿Qué factor elijo? ¿Qué textura? ¿Con qué ingredientes? ¿Vale la pena pagar más por uno water-resistant? ¿Y reef-safe? Niños y adultos, ¿deberíamos usar distinto protector? ¿Tengo que ponerme protector si voy a estar puertas adentro?

¿Un resumen? Optá por un protector 15 o más para la vida de ciudad (incluso si vas a estar adentro) y por uno 30 o más para exponerte al sol, siempre de amplio espectro y con la textura más indicada para tu tipo de piel. Si es water-resistant, mejor (aunque no va a eximirte de la reaplicación luego del baño). Si tenés piel sensible o buscás la opción más ecológica, un protector 100 % mineral puede ser el más indicado. Lo mismo aplica para bebés mayores a 6 meses. Cualquiera sea el producto que elijas, reaplicalo luego de 2 horas de exposición al sol, de sudoración intensa o de inmersión prolongada. Buscá la sombra y evitá exponerte en las horas "malas" de sol. Acompañá siempre el uso de protector en la piel con un protector para labios, ropa con protección UV, gorro de ala ancha, lentes de sol y demás accesorios.

Sabemos que no son pocas cosas y que puede ser arduo, pero estos 10 tips realmente pueden ayudarte a reducir el riesgo de fotoenvejecimiento y cáncer de piel, además de convertirte en todo un #SkintellectualTCL. ;)

#1: Buscá protección de amplio espectro

Si un protector no aclara ser de amplio espectro o tener filtro UVB+UVA, y solo dice "FPS tanto", no lo lleves: la protección no es suficiente. El FPS se calcula con una ecuación muy sencilla basada en el tiempo que los rayos demoran en dejarnos rojos y la capacidad del producto de alargar ese tiempo, y los rayos que nos dejan rojos son los UVB. Por ende, si el protector no aclara ser de amplio espectro, la protección contra UVA no está garantizada1,2. Esto es serio, teniendo en cuenta que los rayos UVA son los responsables del fotoenvejecimiento1. Podés leer todo sobre ambos tipos de radiación en nuestro post "Rayos UVB y UVA, lo que tenés que saber". Tip: ¡Ojo con el maquillaje y los cosméticos! Son los clásicos candidatos a tener "FPS tanto", sin aclarar si protegen contra radiación UVA.

#2: ¿FPS 15, 20, 30 o 50?

A la hora de elegir el protector, una de las decisiones más importantes es definir el FPS, y la verdad es que la diferencia no es demasiada:

  • FPS 15: protege contra aprox. 93,3 % de la radiación UVB3
  • FPS 30: protege contra aprox. 96,7 % de la radiación UVB3
  • FPS 50: protege contra aprox. 98 % de la radiación UVB3

Es decir, desde un punto de vista teórico, con un FPS 30 ya estaríamos prácticamente cubiertos. A partir de ahí, la protección aumenta apenas con el aumento del FPS y nunca llega a 100 %4.

Se ha observado que usar FPS muy alto a veces da una falsa sensación de protección total, llevando a recurrir con menor frecuencia a la reaplicación y a medidas adicionales como gorro o sombrilla5. Esto es algo a tener presente: aunque use un factor 50, 70 o 99+, la cobertura es casi idéntica a la de un FPS 30 y debo reaplicarlo cada dos horas. Mejor hacer un uso correcto de un 30 si por usar un 50 voy a tomar menos recaudos. ;)

Sin embargo, y teniendo esto en cuenta, puede ser razonable elegir protectores con un FPS mayor a 30, para contrarrestar el descenso en la protección UV que se da a causa del uso "no perfecto" del protector6. Un FPS 30 no suele alcanzar su protección teórica por varias razones:

  • Cantidad: Para alcanzar la protección que el filtro solar dice tener, es necesario aplicar una cantidad abundante. De lo contrario, la protección será menor a la indicada en el envase. En el rostro, por ejemplo, la cantidad necesaria equivale a una cucharadita de té7, mientras que en el cuerpo entero equivale ¡a un vaso de shot8! Prácticamente nadie alcanza estas cantidades: la mayoría solo usa de un 25 % a un 50 % de lo indicado4.
  • Reaplicación: Los filtros solares químicos se extinguen al absorber a los rayos UV y los físicos se corren con el roce y el agua. Por eso, aún si aplicamos una cantidad suficiente de un protector altísimo, es necesario reaplicarlo luego de 2 horas de exposición solar, de inmersión en el agua o de transpiración intensa9,10, cosa que no siempre se hace con rigor.
  • Horario: Tendemos a cometer el error de interpretar que el horario "malo" del sol (de 10 a 16 horas) es el que requiere cuidados especiales (protector, sombrilla, gorro, etc.). Sin embargo, según la Academia Americana de Pediatría, ese es el horario en el que hay que intentar estar a la sombra11. En el resto de las horas (las horas "buenas" del sol), podríamos exponernos si usamos los recaudos necesarios (protector, sombrilla, gorro, lentes, etc.). Si vamos a estar expuestos a horas "malas", hay una razón más para aumentar el FPS.

En líneas generales y para resumir este punto, las recomendaciones más avaladas son10:

  • Usar FPS 30 o más de amplio espectro si vas a estar al sol (en la playa, haciendo deporte al aire libre, etc.)11. Si está suplementado con antioxidantes, ¡mejor! ;)
  • Usar FPS 15 o más de amplio espectro para el día a día (invierno, vida de ciudad, etc.), para prevenir fotoenvejecimiento y daño solar12.

#3: Water-resistant: ¿hace una diferencia?

Sí pero no. Los filtros water-resistant efectivamente logran que la protección solar resista un poco más al agua y a la transpiración, pero no lo suficiente como para no tener que reaplicarlos luego de salir del agua. Es decir, es razonable y recomendable elegir protectores water-resistant para estar más protegidos durante el tiempo en el agua o durante actividades que causen mucha transpiración, pero ¡no para dejar de reaplicarlos luego de estas actividades6!

#4: ¿Crema, gel o spray?

Si bien la textura que ha demostrado mayor eficacia en cuanto a la protección UV es la emulsión (crema) con base oleosa6, es importante dar con la textura indicada para cada uno, para que lo sensorial no se interponga con el buen uso del protector solar (abundante, frecuente, etc.). ;)

  • Para rostro y para pieles secas, lo más recomendable en líneas generales es el formato crema4.
  • Para zonas con cabello (cuero cabelludo, etc.) es recomendable la textura gel4.
  • Para pieles grasas o con tendencia a acné, lo ideal son las texturas livianas como gel o spray13.
  • En cuanto a los sprays, es bueno tener en cuenta que están siendo estudiados y que aún no están avalados por la FDA. En caso de usarlos, procurá no inhalarlos y aplicar una cantidad abundante para cubrir generosamente la zona4.

#5: Reef-safe: ¿mito o verdad?

El mito dice que algunos protectores afectan a la salud de los arrecifes de coral y empeoran su blanqueamiento. Debido a esto, lugares como Hawaii y Key West han prohibido el uso de ciertos filtros químicos y exigen por ley el uso de protectores reef-safe14.

Si bien el término no está bien definido y hay controversia respecto a si estos filtros efectivamente perjudican a los corales14, la opción más ecológica por el momento sería la de elegir protectores con filtros exclusivamente minerales y sin nanopartículas. Podés leer todo sobre el tema en nuestro post: Protectores solares reef-safe: ¿mito o realidad?

 #6: Filtros químicos vs filtros minerales: ¿cuáles son indicados para mí?

La mayoría de los protectores solares combinan filtros químicos (OxybenzoneAvobenzoneOctisalateOctocryleneHomosalateOctinoxate, etc.) con filtros físicos (Óxido de Zinc y Dióxido de Titanio). Esto es porque son complementarios: tienen diferentes fortalezas y debilidades.

  • Los filtros químicos se absorben: son los culpables de que debamos aplicar el protector solar de 15 a 30 minutos antes de la exposición al sol. Una vez absorbidos, transforman la radiación UV en calor, la devuelven al ambiente y se van extinguiendo gradualmente a medida que lo hacen15,16. Por eso, es necesario reaplicarlos cada 2 horas y luego de inmersión en el agua o de sudoración intensa4,17. Como lado negativo, no están libres de potencial de irritación y no son la opción más ecológica18: algunos filtros químicos podrían dañar a los arrecifes de coral14. En cuanto a sus efectos sobre la salud, tampoco son la opción más inocua: el Oxybenzone es acusado de ser un disruptor hormonal11.
  • Los filtros físicos no se absorben: permanecen sobre la superficie de la piel actuando como espejos, reflejando los rayos UV. No se extinguen a medida que bloquean la radiación, pero sí se corren con el roce. Son muy bien tolerados por pieles sensibles y son una opción amigable con el ambiente. Históricamente, son los culpables de la textura "pesada" del protector y del halo blanco que deja. Para solucionar esto, hace algunos años comenzaron a usarse nanopartículas de estos filtros físicos, que sensorialmente son mucho más atractivas4,15.
Podés optar por protectores combinados, por protectores solo químicos o por protectores solo físicos, según tu preferencia. Lo importante es que sean de amplio espectro y del FPS correcto. ;) Sin embargo, si tenés piel muy sensible o buscás la opción más eco-friendly, un protector solar mineral puede ser la mejor opción4,18,19. Leé más en nuestro post Protectores solares minerales vs químicos

#7: ¿Preciso comprar un protector de labios?

Sí. No solo la piel se ve perjudicada por el sol. Es también importante aplicar (y reaplicar) un protector solar específico para labios (FPS 30 o más), ya que se ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer en ese zona6.

#8: Ropa con protección UV: ¿vale la pena?

Definitivamente sí. Si bien prácticamente toda tela bloquea rayos UV, no toda ofrece la misma protección (cuanto más oscura, gruesa y densa es la tela, más protege). Sin embargo, la ropa que aclara tener protección UV tiene una excelente efectividad de forma consistente6. ¡Nos ahorra el trabajo de analizar cada tela!

#9: Protector solar adentro, ¿sí o no?

Sí, absolutamente (al menos si estás expuesto a la luz de la ventana de forma directa o indirecta). Los vidrios bloquean efectivamente la radiación UVB (que es la que nos deja rojos y la que más causa cáncer de piel), pero no bloquea a los rayos UVA (que son los responsables del fotoenvejecimiento). Así, si te exponés sin protector al sol que entra por la ventana de tu casa o de un vehículo, no vas a quedar rojo (porque no te alcanzarán los rayos UVB), pero sí vas a estar susceptible a la radiación UVA y al fotoenvejecimiento que genera17.

#10: ¿Cómo proteger a los bebés?

El mejor aliado para proteger a los bebés del sol es la sombra. Las recomendaciones de las sociedades de dermatología suelen ser:

  • Mantener a los bebés menores de 6 meses totalmente cubiertos de la luz del sol, ya que no se recomienda el uso de protector solar durante esta etapa, por la sensibilidad de la piel4,20.
  • A partir de los 6 meses, aplicar protector solo en las zonas expuestas, además de estar a la sombra, usar sombrero y ropa con protección UV, entre otras precauciones4,20La Academia Americana de Dermatología sugiere el uso de protectores minerales (solo con filtros físicos), que son mejor tolerados por pieles sensibles4.

Si bien esto es lo ideal, en los casos de bebés menores a 6 meses y cuando la sombra total no es posible, la Sociedad Americana de Pediatría sugiere aplicar protector solo en las zonas de piel no cubiertas por la ropa con protección UV. Recomienda también procurar que los protectores para bebés y niños no contengan al filtro químico Oxybenzone11.

Esperamos que estos 10 tips sean útiles y que puedan estar más que protegidos del sol. ;) Por cualquier consulta, ¡estamos a disposición!

The Chemist Look Team

REFERENCIAS:

1. Palm MD, O'Donoghue MN. Update on photoprotection. Dermatol Ther. 2007 Sep-Oct;20(5):360-76.

2. Matsumura Y, Ananthaswamy HN. Toxic effects of ultraviolet radiation on the skin. Toxicol Appl Pharmacol. 2004 Mar 15;195(3):298-308.

3. BD Wilson, Moon S, Armstrong F. Comprehensive Review of ultraviolet radiation and the current status on sunscreens. J Clin Aesthet Dermatol. 2012;5(9):18–23.

4. American Academy of Dermatology. Sunscreen FAQs. Disponible en: https://www.aad.org/public/everyday-care/sun-protection/sunscreen-patients/sunscreen-faqs

5. Skin Cancer Foundation. Ask the expert: does a high SPF protect my skin better? Disponible en: https://www.skincancer.org/blog/ask-the-expert-does-a-high-spf-protect-my-skin-better/

6. Li H, Colantonio S, Dawson A, Lin X, Beecker J. Sunscreen Application, Safety, and Sun Protection: The Evidence. J Cutan Med Surg. 2019 Jul/Aug;23(4):357-369.

7. Soyun Cho, Sohee Oh, Nack In Kim, Young Suck Ro, Joung Soo Kim, Young Min Park, Chun Wook Park, Weon Ju Lee, Dong Kun Kim, Dong Won Lee, Sang Jun Lee. Knowledge and Behavior Regarding Cosmetics in Koreans Visiting Dermatology Clinics. Ann Dermatol. 2017 Apr;29(2):180-186.

8. American Academy of Dermatology. How to select a sunscreen. Disponible en: https://www.aad.org/public/everyday-care/sun-protection/sunscreen/how-to-select-sunscreen

9. American Academy of Dermatology. Infographic: Say yes to sun protection. Disponible en: https://www.aad.org/public/diseases/skin-cancer/prevent/sun-protection

10. Skin Cancer Foundation. All about sunscreen. Disponible en: https://www.skincancer.org/skin-cancer-prevention/sun-protection/sunscreen/

11. American Acedmy of Pediatrics. Sun Safety and Protection Tips from the American Academy of Pediatrics. Disponible en: https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/news-features-and-safety-tips/Pages/Sun-Safety-and-Protection.aspx

12. Hughes MC, Williams GM, Baker P, Green AC. Sunscreen and prevention of skin aging: a randomized trial. Ann Intern Med. 2013 Jun 4;158(11):781-90.

13. All About Acne. Summer-proof your skin. Disponible en: https://www.acne.org.au/images/pdf/summer_skin_guide.pdf

14. Tsatalis J, Burroway B, Bray F. Evaluation of "Reef Safe" Sunscreens: Labeling and Cost Implications for Consumers. J Am Acad Dermatol. 2019 Nov 7.

15. Zoe Diana Draelos. Procedures in Cosmetic Dermatology Series: Cosmeceuticals E-Book. 3ra edición. Elsevier Health Sciences, 2014.

16. Yap FH, Chua HC, Tait CP. Active sunscreen ingredients in Australia. Australas J Dermatol. 2017;58(4):e160-e170.

17. Morelli JG, Fitzpatrick JE. Dermatology Secrets Plus. 4th Edition. Mosby; 2010.

18. Bernstein EF, Sarkas HW, Boland P, Bouche D. Beyond sun protection factor: An approach to environmental protection with novel mineral coatings in a vehicle containing a blend of skincare ingredients. J Cosmet Dermatol. 2020;19(2):407-415.

19. Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Información básica sobre los arrecifes de coral. Disponible en: https://espanol.epa.gov/espanol/que-puede-hacer-para-proteger-los-arrecifes-de-coral

20. Queensland Health. How to keep your baby safe from the sun. Disponible en: https://www.health.qld.gov.au/news-events/news/keeping-babies-safe-from-the-sun-sunscreen-sunsmart

Comentarios